Degenaración Macular asociada a la Edad

La degeneración macular asociada a la edad es un trastorno ocular que destruye lentamente la visión central, lo cual dificulta la lectura y la visualización de detalles finos.

La enfermedad es más común en personas de más de 60 años, llegando a afectar al 15% de la población mayor de 80 años.

La retina se encuentra en la parte de atrás del ojo y transforma la luz e imágenes que entran en él, en señales nerviosas que se envían al cerebro. Una parte de la retina, llamada mácula, se encarga de la visión central y de que ésta sea más nítida y detallada.

La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es causada por daño a los vasos sanguíneos (Arteria y Venas) que irrigan la mácula. Este cambio en los vasos sanguíneos también daña dicha mácula.

Causas de la degeneración macular DMAE

La edad avanzada, el tabaquismo, ser de raza blanca, antecedentes familiares de DMAE, padecer hipertensión arterial, un alto nivel de colesterol en sangre, obesidad, incluso factores genéticos son influyentes a la hora de desarrollar la enfermedad.

Tipos y Síntomas

Existen dos tipos de degeneración macular asociada a la edad:

  •  La DMAE seca ocurre cuando los vasos sanguíneos bajo la mácula se vuelven delgados y frágiles. Se forman pequeños depósitos amarillos, llamados drusas. Casi todas las personas con degeneración macular comienzan con la forma seca.
    El síntoma más común en la DME seca es la visión borrosa. Con frecuencia, los objetos en la visión central parecen distorsionados y opacos y los colores pierden su brillo. Encontraremos dificultad para leer o ver otros detalles, pero puede ver lo suficientemente bien para caminar o realizar actividades de rutina. A medida que la enfermedad empeora, necesitaremos más luz para leer o llevar a cabo las tareas diarias.
    En las fases tardías, nos costará reconocer las caras hasta que las personas estén cerca.
  •  La DMAE húmeda ocurre sólo en alrededor del 10% de las personas con degeneración macular. Crecen nuevos vasos anormales y muy frágiles bajo la mácula. Esto se denomina neovascularización. Esta forma causa la mayor parte de la pérdida de la visión asociada con la enfermedad. El síntoma inicial más común de la DMAE húmeda es que las líneas rectas aparecen torcidas y onduladas.
    Puede haber una pequeña mancha oscura en el centro de la visión que se vuelve más grande con el tiempo. Si esto ocurre rápidamente necesita una evaluación urgente.

Pruebas y exámenes

En Navarro Óptico contamos con la última tecnología en observación de la retina. Disponemos de un Retinógrafo Computerizado con el cual podremos observar la retina, los vasos sanguíneos y el nervio óptico. Además un oftalmólogo especializado evaluará su retina y nos remitirá su informe.

Tratamiento

El tratamiento se basa en la prevención, si tiene DMAE incipiente se recomienda dejar de fumar, usar gafas de sol para protegerse frente a la radiación ultravioleta y unos comprimidos que son una combinación de ciertas vitaminas, antioxidantes, ácidos grasos y cinc puede evitar el empeoramiento de la enfermedad. Sin embargo, esto no le devolverá la visión que ya se haya perdido. Debería revisarse por lo menos una vez al año
Si el especialista le diagnostica DMAE húmeda, es posible que comience su tratamiento inyectándole en el ojo unos medicamentos especiales que impiden la formación de nuevos vasos sanguíneos en la mácula. Éste es un proceso indoloro. Requerirá revisiones frecuentes, en algunos casos mensuales.

Las ayudas para baja visión y las lentes especiales para evitar los deslumbramientos, pueden ayudarle a usar la visión que tiene de manera más efectiva y mejorar su calidad de vida. En Navarro Óptico estudiaremos su caso para ofrecerle la mejor solución.
En la DMAE, la detección temprana de cambios en la visión es muy importante. Esto lleva a un tratamiento adecuado y, con frecuencia, a un mejor pronóstico clínico.

La mejor manera de detectar cambios es autoevaluándose en el hogar con una rejilla de Amsler. Evalúe individualmente cada ojo con la corrección de la visión que usted normalmente usa para leer.

Prevención

Aunque no hay ninguna manera conocida de prevenir la enfermedad, si que existen ciertas pautas a seguir para reducir el riesgo de padecer DMAE:
• Abandone el tabaco
• Controle su Tensión Arterial
• Consuma una alimentación saludable rica en frutas y verduras
• Vigile su nivel de colesterol
• Controle los factores de riesgo cardiovascular reduciendo el consumo de azúcar y manteniendo su peso ideal.
• Haga ejercicio de manera regular
• Utilice gafas de sol con protección ultravioleta 100%
En Navarro Óptico encontrará gafas de sol de alta calidad, con la máxima protección ultravioleta y siempre a la última moda con el mejor precio.
Revise su vista en Navarro Óptico con regularidad, le ayudaremos a mantener su Salud Visual en perfecto estado.