Colocación de pendientes para todo tipo de Orejas

En nuestro país, hasta hace unos años las niñas salían del hospital con la orejita perforada para poder llevar pendientes. Hoy raro es el hospital, donde la matrona, se los coloca. Por este motivo y por petición vuestra, nos hemos formado para poder poner pendientes a vuestras bebes con las máximas garantías sanitarias.

Pero no solamente ponemos pendientes a bebes, sino también a niñas y niños que con autorización de sus padres así nos lo pidan, y a cualquier adulto que quiera hacerse un agujero. Como curiosidad comentaros que muchas han sido las señoras de edad avanzada, muy presumidas ellas, que se han hecho agujeros nuevos pues los que tenían desde que nacieron se habían desgarrado y no podían usar sus pendientes favoritos. Como verás, la colocación de pendientes no es cosa solo de bebes.

Usamos una pistola especial en la que colocamos unos pendientes hipoalergénicos que están en un envoltorio estéril para garantizar las medidas higiénicas. Los pendientes acabados en punta serán los que perforen el lóbulo de la oreja y al utilizar la pistola con una presión rápida, el pendiente queda puesto y cerrado. Estos pendientes deberán dejarse puestos durante un par de meses para garantizar la curación completa.

Tras la colocación te informaremos de las medidas de limpieza y cuidados para evitar infecciones.

Si el pendiente es para una bebé, te aconsejamos que sea a partir de los 3 meses de edad, para garantizar que los pendientes quedan lo más alineados posibles